blog

Mantenga su cinturón de cuero de grano entero para endurecerlo sin moderación!

El cinturón de cuero plena flor corresponde a la parte superior de nuestra piel: ¡un cuero impecable, lijado o no!

El material mejora año tras año si el usuario lo cuida de vez en cuando. Al mantener su cinturón, usted obtiene un accesorio sin vida que conserva todo su brillo y flexibilidad. Sin más preámbulos, mime su hermoso accesorio lavándolo una vez al mes si su tiempo lo permite.

La entrevista se lleva a cabo con acciones apropiadas y sencillas. Como el accesorio tiende a ensuciarse y mancharse fácilmente, la técnica más sencilla es la limpieza tradicional con jabón.

Con un paño limpio empapado en agua jabonosa, espolvoree su cinturón en plena floración frotando ligeramente sobre las manchas. Siempre se recomienda el jabón castellano o el jabón de Marsella para asegurar una suavidad adecuada para el material. A continuación, enjuague toda la superficie de su cinturón de cuero de plena flor con otra gamuza limpia y ligeramente húmeda y déjela secar al aire libre. Como cualquier otro material de cuero genuino, el cuero de grano entero o la flor corregida tiende a secarse después de una larga exposición al sol. No hay problema, utilice una cera ordinaria o cera de abejas. Aplique suavemente a su accesorio y evite los productos que contengan disolventes.

Después de secar la cera, frótela suavemente con un paño limpio y obtendrá un efecto brillante y suave. Almacenar su cinturón de cuero de grano entero correctamente también es parte de su cuidado diario. Al doblar el cinturón de seguridad, usted acelera su proceso de envejecimiento. A continuación, guarde el accesorio en su camerino, preferiblemente colgado en la parte superior para poder desplegarlo a lo largo de toda su longitud. Esta técnica evita deformaciones causadas por torceduras o devanados.

Leave a Reply