blog

Elimine todo rastro de moho de su precioso cinturón de cuero de plena flor

El cinturón de cuero de plena flor ha sobrevivido a las edades sin tener ni una sola arruga.

Pero para mantener todas sus cualidades y flexibilidad, el accesorio requiere cuidado. Además del agua y el calor, los moldes son también uno de los enemigos más peligrosos del cuero. A menudo son difíciles de quitar, pero no dejan rastro. Ciertamente difícil, pero no imposible. Ofrece menos aspereza a la intrusión de hongos equivocados. Si está acostumbrado a alimentar su cinturón encerándolo regularmente, es más fácil de limpiar y está mejor protegido de las diversas agresiones externas.

Para luchar contra el moho, traiga una almohadilla de algodón y glicerina, que puede encontrar a bajo precio en todas las farmacias. Remoje la almohadilla de algodón con glicerina líquida y limpie su accesorio hasta que desaparezca el moho. Deje secar al aire libre y no al sol para evitar el riesgo de agrietamiento. Verás como el molde desaparece de tu cinturón de cuero de grano entero a medida que frotas más rápido. Para los moldes secos que son viejos, persisten cuando se limpian con glicerina. Con el cuero en plena flor que tiene la particularidad de ser poroso, su superficie formada por pequeños filamentos permite que los moldes se asienten profundamente. Para eliminarlo, diluya el amoníaco en un 8% de agua. Es importante observar estrictamente esta dosis, ya que una gran cantidad de amoníaco puede decolorar su cinturón de cuero de grano entero. Luego selle su cuero con esta mezcla, usando una gamuza de algodón o peluda. A continuación, puede dejar que se seque para que el agua se evapore suave y completamente. Con la dosis correcta, no hay riesgo de decoloración de su cinturón. Una vez seco, aplique una fina capa de cera de abejas sobre toda la superficie de su accesorio para restaurar su brillo y flexibilidad.

Leave a Reply